miércoles

Si no te olvido es por puro masoquismo

1 comentario:

Rocío, dijo...

Y cómo nos gusta ser masoquistas!