domingo

Hay millones de personas por ahí, pero al final todo se reduce a una sola. A veces me entra el pánico, me olvido de respirar, pero sé, sé que hay algo hermoso en todas las imperfecciones. Una hermosura que él realzó para que yo la viera, una fuerza que nadie podrá quitarme jamás. Voy a ir a verle la semana que viene, pero hasta entonces, hay una foto que llevo conmigo en todo momento.

1 comentario:

Noe^-^ dijo...

eso es verdad, es curioso que de tantos millones de personas que existen muchas veces tu felicidad se reduzca a una sola..un besoo