viernes

¿Alguna vez tuviste un sueño que te cambió para siempre? Mis manos temblaron, mi mente se descontroló, conocía lo que quería y sabía que tu ansiabas lo mismo, reconociendo en tus ojos esa mirada que esperaba, esa mirada cómplice que unió nuestras manos por la yema de los dedos hasta la palma, devorándonos con la mirada, más sin negarle el tiempo al tiempo, a tu lado pude sentir la eternidad al mío. Sonreíste, y esa sonrisa que se dibujó en tu rostro hizo que corromperte fuera uno de mis más deseados objetivos. Sobre las calles desiertas, solo nuestras almas vagaban, inundados del frenesí que habíamos liberado, purificándolo con un solo beso fugitivo, compartiendo el aliento, sentir el contraste estremecedor de tus frías manos en mis mejillas que ardían, a pesar de la temperatura. Saboreas mi respiración y yo me alimento de la tuya. Una vez recuperado el aliento, te incorporaste, tus ojos habían cambiado, y los míos lo sabían, el sueño había terminado. Solo fue un uso de mi misma, me deje llevar por el calor del día y de la noche, también desee tanto ese momento que cuando llego lo use hasta el fin  pero el fin vino mas cerca de lo que esperaba.

1 comentario:

► STAR ♥ FIRE ◄ dijo...

q lindoo!! amo esa foto, y sí, si tuve sueños que quisiera volver a soñarlos hasta con la mas diminuta de mis entrañas.

besos.