martes

    La noche como un manto que cubre la ciudad y una luna que alumbra cada calle, tú estas a mi lado. Memorias esparcidas por todas las cuadras y cada esquina que posee tu olor a primavera. Voces que llenan cada rincón y una particular brisa que te llena el alma de paz y tranquilidad. Las escenas una por una se cambian primero se tornan grises y luego de un claro color beige. Esta noche la oscuridad nos cubrió por completo y tu nombre y el mío están grabados a la vuelta de la esquina.