viernes

Nº 78

Abatida, 
aturdida, 
un nudo 
mil lagrimas 
en mis ojos.

Nunca tuviste la culpa, 
fui yo
soy yo 
la risueña 
la culpa. 

Yo y, 
mis ilusiones 
devastadora.